Somos una empresa familiar fundada por un miembro de nuestra familia y que inició su andadura en 1.955, con una carnicería en la localidad de Zaldibar, y posteriormente abrimos un nuevo establecimiento en 1.970 en Durango.

En la década de los noventa empezamos una nueva andadura, adquiriendo por parte de un miembro de nuestra familia un caserío, donde criamos nuestras propias terneras, como continuación a nuestro crecimiento y deseo de ofrecer a nuestros clientes una gran calidad en nuestros propios productos.

La actividad principal de nuestra empresa es la venta al por menor de productos cárnicos y sus derivados.

A fin de adaptarnos a las tendencias de consumo del mercado, abrimos en Zaldibar un obrador donde usando las nuevas tecnologías de la alimentación, ampliamos nuestra gama de productos, añadiendo productos cocinados, precocinados y charcutería propia, siendo un ejemplo nuestros productos los chipirones, fritos, mortadelas, salchichas tipo alemán, etc.